Buenas prácticas

El Desarrollo Sostenible en acción

Las Buenas Prácticas representan a aquellas acciones que mejor definen en términos reales y prácticos la idea del desarrollo sostenible en los diferentes campos de actuación de la Educación.

En este apartado, se pretenden distinguir aquellas acciones y proyectos que merecen ser consideradas como ejemplos y modelos a seguir en materia de Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS), ya sea por asociaciones, instituciones y especialmente por ciudadanos a título individual.

Las buenas prácticas se refieren a un amplio campo de iniciativas educativas en las que se promueven algunas de las siguientes temáticas:

  • Energías renovables y eficiencia energética
  • Gestión de residuos
  • Ahorro y uso eficiente del agua
  • Conservación de la naturaleza
  • Mantenimiento del patrimonio cultural, tanto material como inmaterial
  • Agricultura ecológica
  • Caza y pesca sostenibles
  • Educación ambiental y por la sostenibilidad
  • Turismo responsable
  • Economía circular

En definitiva, las Buenas Prácticas representan el compromiso colectivo de la comunidad educativa iberoamericana por un futuro sostenible y mejor para todos.

Algunos ejemplos

1 2 3 4 5 6 7 8

    Haz tu contribución

    Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) constituyen un llamamiento universal a la acción para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y mejorar las vidas y las perspectivas de las personas en todo el mundo. En 2015, todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas aprobaron 17 Objetivos como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en la cual se establece un plan para alcanzar los Objetivos en 15 años.

    En este apartado se pretenden visibilizar una serie de iniciativas o proyectos en relación con las dimensiones medioambiental, social, económica y cultural del desarrollo sostenible y, en particular aquellos elementos de sus actividades que interactúan con el entorno y produzcan un impacto significativo. Asimismo, cada buena práctica se identifica su correspondencia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

    Este espacio busca ejemplarizar una serie de prácticas que conlleven un impacto en las comunidades en las que operan. Aunque este impacto pudiera percibirse como poco significativo o bajo, siempre se pueden llevar a cabo pequeñas acciones encaminadas a contribuir a un desarrollo humano que haga nuestro planeta viable, equitable y habitable.